Proyecto Casa Paco Girón

La Casa Paco Girón es un proyecto de carácter social, alternativo y de tránsito para personas, especialmente jóvenes entre 18 y 35 años, sin alojamiento, con carencias sociales, precariedad laboral y económica. La Casa Paco Girón pretende ayudarles a lograr su autonomía personal completando los procesos de incorporación social previamente iniciados.

La propuesta para que alguien acceda a esta Casa debe venir respaldada por alguna persona, entidad o administración que acompañe su proceso. La duración prevista de estancia en la Casa es de unos 18 meses, dependiendo de las circunstancias.

Tras un proceso de acogida en el que se entrevista a la persona, se le presentan las instalaciones y el Reglamento de Organización y Funcionamiento, se llega a un compromiso por el cual la persona usuaria acepta el ingreso y las normas y asume las riendas de su proyecto de vida, acompañada, asistida y animada por la atención personalizada de nuestros educadores y educadoras y nuestro voluntariado. Juntos elaboran un itinerario individual de inserción sociolaboral. En función de sus intereses y capacidades, la persona usuaria se forma, completa sus estudios, recibe orientación para la búsqueda de empleo o afronta sus primeros contratos laborales y las responsabilidades que conllevan. Al mismo tiempo, en la Casa, convive, resuelve conflictos, adquiere hábitos, comparte espacios, limpia, cocina y se relaciona con compañeros y compañeras, muchas veces de orígenes diferentes, con otras historias y otras vivencias que aportar.

Se procura atender también las necesidades especiales que se van detectando, como trabajar la autoestima, aprender habilidades sociales o ayudar a sacarse el carné de conducir, entre otras, aunque la escasez de medios económicos dificulta afrontar algunas tan necesarias como las terapias personales o la salud bucodental.

Además de las reuniones periódicas de personas usuarias y educadores/as, disponemos de una Comisión Técnica de Seguimiento que supervisa la marcha de los proyectos personales y decide sobre la admisión de nuevas solicitudes o el momento de la emancipación.

La Casa lleva el nombre del sacerdote Francisco Girón Fernández por su trayectoria en el territorio. Desde su vocación, demostró que el servicio da sentido a la vida. Consintió, finalmente, en ceder su nombre para un nuevo proyecto humanitario que le ha trascendido, como sus libros, sus muchas obras y su memoria.

La Casa Paco Girón se levanta en una parcela de concesión municipal y consta de un edificio de nueva construcción que permite la convivencia de hasta 36 personas en dos plantas. Dispone de habitaciones individuales (28) y dobles (4), algunas adaptadas para personas con discapacidad, sala de estudio, comedor, sala de estar y cocina comunes. Además, cuenta con espacios complementarios de encuentro y convivencia, despachos y sala de reuniones. En este momento, es solo la primera planta la que acoge nuestro proyecto, mientras que la segunda, alquilada a la Fundación Cepaim, aloja a refugiados de distinta procedencia.


Capa de encabezado
Slider

Historia de la Casa Paco Girón

La Casa Paco Girón es un proyecto del siglo XXI.

Desde 1995, la Fundación Valdocco viene atendiendo anualmente a cientos de jóvenes a través de los cursos de F.P.O., pisos de acogida, atención en Medio Abierto, actuaciones en barrios, etc. percibiendo que, después del itinerario de formación e inserción laboral, los jóvenes, especialmente quienes se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, encuentran dificultades en emanciparse y tener una vida autónoma. Se decide, a pesar de las dificultades de edificación y de las incertidumbres sobre las ayudas para su funcionamiento, con ilusión y esfuerzo, estudiar y construir un Centro de Acogida, para ofrecer a estos jóvenes, en su última etapa del ciclo formativo, residir allí y encontrar, en un plazo máximo de 2 años, su propia trayectoria de futuro.

La construcción, tras conseguir la concesión municipal de una parcela en la entonces despoblada zona de La Florida, se inició en el año 2000 y duró más de diez años debido a la escasez de recursos financieros.

La edificación propiamente comienza en el año 2004, bajo la dirección del arquitecto D. Francisco Vallejo y la arquitecto técnico, Dña. Itziar Zalvide.

La Casa pretende potenciar las posibilidades de SER de sus residentes, aportando equipos técnicos de ayuda que, con coherencia y acompañamiento, determinen perfiles y configuren proyectos de vida en los que tengan cabida la entrega, el respeto y el espíritu de superación.

El sacerdote D. Francisco Girón, que había residido en la vecina calle Honduras, apoyó este proyecto desde su misma concepción, aceptó el uso de su nombre y apostó por dignificar las instalaciones incluyendo una zona sanitaria en cada habitación, aunque supusiese encarecer el coste de la construcción. Siempre estuvo presente en solicitud y disposición para hacerla realidad, sin poder llegar a verla en pleno funcionamiento, aunque en la esencia de la Casa siguen vigentes sus valores de vida y sus sueños de una sociedad más justa.

Desde el inicio de su funcionamiento se acuerda desvincular el Proyecto de la Fundación Valdocco, otorgando la responsabilidad y autonomía de la institución a la Asociación Casa Paco Girón.

La Providencia establecerá los cauces para que los años hagan de la Casa, además de lugar de acogida para jóvenes en desventaja, un espacio de encuentro y convivencia multicultural, donde la búsqueda, el conocimiento y la justicia social establezcan signos de un tiempo nuevo.